domingo, 18 de enero de 2015

Biocombustible con desechos de la quinua

El proyecto titulado “Biorefinería basada en desechos agroindustriales de la quinua para la producción de azúcares fermentables como plataforma para la obtención de biocombustibles, biocompuestos y biopolímeros”, presentado por el Instituto de investigación y desarrollo de procesos químicos de la UMSA, fue el ganador de la tercera versión del Concurso “Energía Sostenible para todos 2014”, organizado por la Asociación Boliviana de Energías Renovables (ABER) a nivel nacional.

En un acto desarrollado en la Cámara de la Construcción de Cochabamba, el presidente de la Asociación Boliviana de Energías Renovables, Miguel Fernández, afirmó que este año la juventud mostró más interés en los biocombustibles, puesto que la mayor concentración de trabajos ganadores fue en esa área, es decir, trabajos que se basan en reutilizar los desechos orgánicos y a partir de ello producir energía.

El presidente de ABER destacó también la mayor participación de estudiantes de colegio, universidades e institutos tecnológicos, lo que muestra que todo el trabajo de difusión que ha realizado la Asociación está dando resultados a nivel nacional. También significa que los jóvenes se van comprometiendo con el desarrollo de estas fuentes de energía limpia.

"Bolivia está avanzando a pasos firmes en el tema de energías renovables, se ha visto que este año se cierra con dos proyectos importantes que son: una planta solar de 5 megavatios (MW) en Cobija y una planta eólica de 3 MW, que pasará a generar generar 21 MW. Asimismo, otros proyectos como el de geotermia de Laguna Colorada que generará 100 MW, los cuales muestran que hay pasos firmes para el cambio de la matriz energética del país”, enfatizó Fernández en una evaluación realizada sobre el tema.

Concurso nacional
El concurso premió dos categorías, la primera a estudiantes de secundaria, pre promoción y promoción y la segunda a estudiantes de Universidades e institutos técnicos. Este año los participantes fueron de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Beni.


Fernández explicó que las propuestas que se presentaron estaban contempladas en tres categorías: La investigación diagnóstica de una realidad, basada en la recolección de datos de fuentes primarias, el planteamiento de una solución tecnológica a un problema de acceso a la energía, o el estudio de caso de aplicaciones exitosas de energías renovables en el contexto del área rural de Bolivia.

El colegio ganador en la categoría estudiantes de secundaria, pre promoción y promoción fue el Colegio Simón Rodríguez. Con el proyecto “Las botellas desechables no son basura”, los estudiantes recibieron la suma de Bs 2.000, una placa de reconocimiento, y adicionalmente una dotación de equipos que funcionan con energías renovables valorados en Bs 3.000 para el colegio.

En la categoría dos de estudiantes de Universidades e institutos técnicos, los ganadores del primer lugar fueron: el Instituto de investigación y desarrollo de procesos químicos, con el trabajo “Biorefinería basada en desechos agroindustriales de la quinua para la producción de azúcares fermentables como plataforma para la obtención de biocombustibles, biocompuestos y biopolímeros”, recibiendo la suma de Bs 3.000, con la posibilidad de que puedan realizar una práctica industrial en las empresas asociadas a ABER.

Fernández destacó que se hayan sumado nuevos auspiciadores, pues este año se contó con la participación adicional de nuevas empresas.

Crisis vs biocombustibles
El uso de biocombustible no sólo se implementa con el fin de solucionar la crisis económica a nivel global, sino que también plantea una solución eco-sostenible al gran impacto ambiental generado por los combustibles derivados del petróleo. Los biocombustibles contribuirían a la expansión de la matriz energética del país hacia el uso de fuentes de energía renovables, y a la vez disminuirían la emisión de gases de efecto invernadero.
Sin embargo, la obtención de etanol de primera generación, usando maíz, trigo y caña de azúcar podría sufrir ciertas dificultades, debido a la poca cantidad de tierras disponibles para su cultivo y a la competencia con el mercado alimenticio.


De esta forma, es necesario visualizar otras materias primas que permitan producir biocombustibles, como ser, bioetanol, biodiésel, biogás, entre otros, sin generar un alto impacto en el mercado de los alimentos.

La utilización de residuos lignocelulósicos de la agroindustria subsanaría este hecho, llamándose en este caso “grassoline” (reemplazante de la gasolina).

La creciente agroindustria de la Quinua Real ha tenido en la última década en nuestro país una alta demanda en los mercados internacionales. Como cualquier agroindustria y teniendo a Bolivia como primer exportador mundial, la alta y creciente acumulación de residuos provenientes, en este caso de la quinua, ha identificado principalmente al mojuelo y a los tallos como materia prima, ya sea en su bioconversión y conversión química materiales en azúcares fermentables. Es necesario realizar diferentes pretratamientos que rompan la lignina para tener acceso a la celulosa y a la hemicelulosa, para su posterior despolimerización en azúcares con enzimas que hidrolizan estos componentes estructurales.

Fuente

domingo, 21 de diciembre de 2014

Bolivia hacia la consolidación de energías alternativas

 El mapa energético de Bolivia marca a todo el país como un fuerte potencial, no sólo en una sino en un híbrido de energías alternativas que incluye la fuente solar, eólica, geotérmica, biomasa o hídrica. Sin embargo, aún está pendiente un tema fundamental que tiene relación con la cuantificación de ese potencial para conocer en detalle la cantidad de energía que puede producir el país.

Según el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, en la región oriental del país se encuentran recursos suficientes para la producción de energía eólica y biomasa; en la occidental, la solar y geotérmica, y en casi todo el país, recursos hídricos.

A partir de 2010, Bolivia comenzó a proyectar acciones para cambiar la matriz energética enfocándose en la energía alternativa o limpia frente a la convencional.

“Es a raíz de nuestra nueva Constitución (Política del Estado) que desde el 2009 ya se toman en cuenta las energías alternativas. Antes se hablaba, pero no se hacía nada”, explica el director general de Energías Alternativas del señalado Ministerio, Juan Gonzales.

Sin embargo, reconoce que lo que hace falta es un inventario de la cantidad de energía que podría producir cada una de las fuentes y en cada región que definitivamente potenciaría el Sistema Interconectado Nacional (SIN).

“Tenemos identificadas las zonas o regiones donde decimos que ese es el potencial que tenemos, pero tenemos que cuantificarlos, por ejemplo, con el tema de biomasa, cuánta energía se puede producir. Con cáscara de arroz, almendra, entonces ya podemos hablar de cuánto podemos generar”, ejemplifica Gonzales.

En la parte oriental de Bolivia se tiene potencial en cuanto a la fuente de biomasa. En la central, las cuencas pueden ser aprovechadas con hidroeléctricas y microcentrales.

“En la región del altiplano tenemos el tema solar. En el tema eólico está identificado Santa Cruz evidentemente también hay en el altiplano, pero en Santa Cruz es donde hay bastante potencial en la parte de Viru Viru y aledaños, pero también en Cochabamba. En la parte sur del país,  en Potosí, estamos con proyectos de geotermia”, agrega.

Desde 2011, el país cuenta con una Política de Energías Alternativas para el sector eléctrico que se consolidará a través de cuatro programas específicos: Generación para el SIN de 183 megavatios; Electricidad para vivir con dignidad, Desarrollo normativo y fortalecimiento institucional ; y Desarrollo de la investigación.

Avances
Señaló que en estos años se han tenido avances en esta temática como por ejemplo, la instalación de la planta solar en Cobija que produce 5 megavatios. “Tenemos un parque eólico en Qollpana  inicialmente de 3 megavatios, pero al año vamos a estar en ejecución de 21 megavatios adicionales que en total van a ser 24 megavatios de energía eólica”, dijo.

El director de Energías explica  que está en marcha la primera fase de generación de energía geotérmica de 50 megavatios en la laguna Colorada (Potosí). A esto se suman los estudios que se realizan en Oruro para producir 20 megavatios adicionales.

Por otra parte, el ingenio azucarero San Buenaventura, que está en ejecución, podría inyectar en 2016 biomasa con capacidad para generar 10 megavatios. Actualmente la empresa privada con el ingenio azucarero Guabirá está inyectando alrededor de 21 megavatios.

“En el tema de microcentrales, tenemos ejecutados algunos proyectos en Santa Cruz, Potosí y La Paz. Hemos llegado con pequeñas microcentrales a aquellas poblaciones dispersas. Entonces en todos los ámbitos estamos avanzando”, agrega.

“Lo que nosotros queremos es el cambio de la matriz energética, pero esos emprendimientos, de alguna forma, van a impulsar a la exportación de energía”, indica Gonzales.

El funcionario de Gobierno explica también que actualmente la fuente que más aporta al SIN es la biomasa con 21 megavatios gracias a la azucarera Guabirá, seguido del parque eólico de Qollpana que aporta tres megavatios.

Proyecciones
Las proyecciones que tiene el Gobierno en cuanto a la producción de energías alternativas para 2025 son:

• En geotermia, se generarán 100 megavatios.

• La fuente eólica, 50 megavatios

• Con biomasa, se estima que se producirá alrededor de 50 megavatios.

• En la energía solar, entre 20 y 25 megavatios.

• Las energías alternativas son obtenidas de fuentes de energía renovable como opción a las convencionales y su aprovechamiento no tiene impacto en el medio ambiente.

EXISTEN DOS LEYES EN CONSTRUCCIÓN Normativa que acompañe la expansión energética
El cambio de una matriz energética necesita de un marco normativo específico que lo acompañe como una nueva ley de electricidad que contemple la expansión energética. Si bien es necesario que esta norma incluya las energías alternativas frente a la convencional también es necesario una ley específica para este rubro.

Aunque existe un  decreto supremo aún vigente es necesario que se incluya al marco normativo nacional una ley específica que impulse la consolidación de este tipo de energías con incentivos para la inversión en estos proyectos, tomando en cuenta que el presupuesto es a gran escala.

Justamente, uno de los programas que forma un pilar fundamental de la política de energías alternativas para el sector eléctrico es  el desarrollo normativo y fortalecimiento institucional y el programa de Desarrollo de la Investigación, Promoción y Difusión.

En esa línea, el presidente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), Arturo Iporre, comentó hace unos días que no se debe olvidar que la actual ley de electricidad sería inaplicable.

“Prácticamente ya no es aplicable para hablar de una expansión eléctrica, expansión de energías alternativas", explicó Iporre a tiempo de señalar que es necesario aplicar otro modelo.

"Se está buscando una normativa que acompañe todavía la vigencia de esta ley. Inmediatamente se establezca, el nuevo modelo que se tiene en el sector eléctrico debe garantizar la sostenibilidad y la implementación de todas las energías que va a tener en la política energética y obviamente a la ejecución de estos proyectos", indicó.

Por su parte, el director general de Energías Alternativas, Juan Manuel Gonzales, explica que ya se tiene un anteproyecto de ley de energías alternativas con el fin de incentivar su desarrollo en el país.

Con la “ley podemos dar algunos incentivos que por el costo de estas tecnologías puedan ser competitivas. Por eso, hay que buscar otros mecanismos de incentivo", explica Gonzales.

El director de Energías añade que estas medidas deben tomarse también pensando en los inversionistas para que ellos tengan la certeza de que van a poder recuperar la inversión. Gonzales explica que a pesar que los costos de los proyectos de energías alternativas bajaron, éstos aún representan un "fuerte" presupuesto.

Por su parte, el especialista en Energías del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Arturo Alarcón, dijo que la inversión, el estudio y la parte normativa son claves en temas energéticos.

“Otro tema que falta es la parte normativa, hay que mencionar una normativa que permita incentivar estas energías y que permita una remuneración de acuerdo a los costos que tiene. Sean extranjeras o nacionales, una energía tiene sus costos y tiene que recibir su remuneración”, señaló.
 

ENTREVISTA: ESPECIALISTA EN ENERGÍAS DEL BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO, ARTURO ALARCÓN
Se puede pensar en la exportación de energía
Yo creo que hay un impulso bastante interesante del Gobierno boliviano tanto en la parte técnica de desarrollar proyectos como el de Cobija, Qollpana. También en la parte de desarrollar estudios. Se está haciendo por ejemplo el parque fotovoltaico de Oruro.

Yo creo que se ha creado ya un contexto donde me parece que es interesante el apoyo desde el Gobierno a este tema.

Un poco comparando con los países vecinos, Bolivia está atrás en el desarrollo de estas energías. Por decir algo en Brasil son 2.200 megavatios de energía eólica y Bolivia en total tiene instalado 1.600. En Uruguay, en la última década se han desarrollado cerca de 900 megavatios de energía eólica y 60 de fotovoltaica; en Chile lo mismo. Estamos hablando de decenas de megavatios de energía fotovoltaica  y centenas de eólica.

Bolivia está un poco atrás, pero eso es porque el sistema eléctrico boliviano también es pequeño: la demanda es pequeña comparada con los vecinos. Entonces son condiciones distintas.

En cuanto a exportación, es posible. La idea de primero abastecer la demanda interna me parece razonable, todos los países lo hacen así. En tema de la exportación me parece viable a países vecinos si pensamos en Argentina o Brasil. Son monstruos comparados con Bolivia, tienen una demanda muy grande y todo lo que Bolivia pueda venderles seguramente ellos lo van a comprar. Claramente el tema pasa por las condiciones de la exportación, tiene que haber un precio que beneficie a ambos.     

La exportación no perjudica y hay varias modalidades de exportación. Uno puede ver por ejemplo el mercado centroamericano o se puede hacer conexiones bilaterales que existen entre nuestros países. Todo depende del contrato, cuál es el acuerdo, cómo se exporta. Puede ser una exportación de contrato firme  por ejemplo, que se asegura que se va a exportar cierta cantidad por cierto tiempo o un contrato de exportación eventual.

El margen de reserva mínimo para iniciar la exportación es 10 por ciento, pero lo que tenemos que pensar es que el sistema eléctrico varía minuto a minuto.
 

sábado, 13 de diciembre de 2014

Gobernación cruceña propone buscar alternativas de generación energética

Ante el apagón que sufrió Santa Cruz el pasado lunes, el secretario de Hidrocarburos, Energía y Minas de la Gobernación cruceña, Herland Soliz, dijo ayer que para darle seguridad energética al país se debe cambiar a fuentes alternativas como la energía solar o eólica entre otras, porque todos los departamentos enlazados al Sistema Interconectado Nacional (SIN) fueron afectados por el corte.

Citado en un boletín de prensa institucional, Soliz anunció que la Gobernación cruceña, “con los pocos recursos que tiene”, construirá una planta de generación de electricidad en Guarayos, con una potencia instalada de 4 Megavatios (MW) y una inversión que supera los 43 millones de bolivianos en beneficio del norte integrado.

Informó que Santa Cruz  tiene interconectadas dos subestaciones de las siete que existen en el departamento, donde la Empresa Eléctrica Guaracachi “produce 600 MW de los 1.600 a nivel nacional, es decir, equivalente al 40 por ciento de la producción”.

Por otro lado, reveló que los estudios internacionales pronostican que cada 10 años aproximadamente puede darse un corte energético por el incremento en la demanda a raíz del crecimiento poblacional, algo que debe ser previsto con inversiones en el sector.  

“Lamento que el Gobierno nacional tenga dormido el Proyecto Hidroeléctrico Rositas que producirá 600 MW para sostener la energía del departamento y el país”, concluyó.

Las razones de la falla en el autransformador de la subestación Guaracachi, que el lunes dejó a 87 por ciento de la población sin energía eléctrica, aún no fueron determinadas y la Transportadora de Energía (TED) trabaja en el tema, informó ayer a El Deber el gerente de mantenimiento de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), Marcelo Hinojosa.

El gerente general de ENDE, Arturo Iporre, aclaró el lunes, en conferencia de prensa, que “no es una falla de (falta de) potencia, sino un problema específico asociado a un transformador” y adelantó que un informe completo demoraría al menos una semana.

La Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) reportó ayer que el corte de energía afectó a 480.000 usuarios de los 554.000 que hay en el departamento.

Mientras la CRE recibía ayer las denuncias de quemas y daños en artefactos de línea blanca; desde la planta generadora de Guaracachi aseguraron que el corte fue fortuito y que la provisión de energía está garantizada.
 
El gerente general de la planta Guaracachi, Eduardo Paz, tranquilizó a la población. Dijo que el promedio diario de consumo de energía en Santa Cruz supera los 400 MW; pero, de aquí en breve, cuando comience a operar la termoeléctrica de Warnes, se incrementarán otros 200 MW, por lo que con 600 MW se garantizará la provisión de energía.

Fuente

sábado, 29 de noviembre de 2014

Instalan una planta solar en El Espino

La instalación de la planta híbrida (solar-diésel) El Espino está prevista para los primeros meses del 2015. Así lo informa Eduardo Lozada, gerente general de la empresa Enersol, que se adjudicó el proyecto de la construcción de la primera solar en Santa Cruz, aunque en paralelo se está ejecutando otra de las mismas características en Pando.

“Esperamos que sea la primera de muchas, pues con los precios actuales de los paneles solares estas plantas se convierten en una buena alternativa para reemplazar el uso de diésel importado que se vende a precios subsidiados en Bolivia. Además es una forma de diversificar nuestra matriz energética utilizando energía limpia, no contaminante”, indicó Lozada.

Proyecto
Se trata de una planta solar interconectada de 60 kilovatios (KW) que inyecta la energía a la red de distribución de la población El Espino. La energía que la planta solar genere desplazará la demanda al Generador (también de 60 KW), que actualmente alimenta a la población, generando así un importante ahorro en el consumo de diésel.

La empresa prevé la instalación de 240 paneles solares marca YINGLI de 250 watts cada uno. Estos paneles, según Lozada, convierten la luz del sol directamente en electricidad, y a través de unos inversores SMA se inyectan directo a la red en la medida que la demanda instantánea de energía lo exija, o se almacena en un banco de baterías de 10.600 amperios hora (AH) / 48 V (voltios) para tener energía de respaldo.

Sin la planta solar, el Grupo Generador de 60 KW tendría que cubrir la totalidad de la demanda en El Espino. En cambio, ahora sólo tendrá que abastecer la demanda que los paneles no alcancen a cubrir, sostuvo el gerente general de Enersol.

“La energía solar se ha vuelto una opción económica y técnicamente viable en poblaciones aisladas, considerando que el diésel se importa a precios internacionales, y que se vende para la generación de electricidad a un precio casi ocho veces menor”, concluyó.

Fuente

jueves, 13 de noviembre de 2014

Inti I, en el desierto

 
Por primera vez, Bolivia participa de la Carrera Solar de Atacama 2014 representada por un equipo de Cochabamba que desafiará recorrer el desierto más árido del mundo en el primer auto solar híbrido construido -en Bolivia- específicamente para esta competencia internacional.

“Inti I” es el nombre del auto solar híbrido que participará de esta travesía a lo largo de 1.400 kilómetros en el desierto chileno que se realizará desde mañana hasta el 17 de noviembre.

Esta competencia, en su tercera versión -organizada por la ONG La Ruta Solar-, reúne a 20 equipos de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Japón con creaciones elaboradas en base al uso del recurso natural como principal impulsor de vehículos terrestres.

Miguel Fernández Vázquez, Enrique Birhuett, Ariel Serrano, Guido Tapia, Gabriel Camacho, Rudy Almanza, Miguel Fernández Fuentes y Claudio Borda, forman parte del equipo boliviano que ahora se encuentra en Chile listos para participar de esta competencia única en la región.

Inti I, un auto híbrido que puede ser impulsado por energía solar y energía mecánica -generada por el conductor-, cuenta con cuatro paneles solares fotovoltaicos cada uno de 137 vatios, 3 baterías de litio, amortiguadores de resorte, pedales, dos barras (con la dirección, frenos y cajas), un motor,  panel de control eléctrico, retrovisor, luces, 3 llantas, cinturón de seguridad y jaula antivuelcos (si se cae el piloto va a seguir anclado).

"Se ha disminuido el peso del vehículo, como unos 40 kilogramos, ahora pesa como 80 kilogramos con todos los implementos, lo cual ayuda en la competencia pues el motor hace menos esfuerzo para llegar a mayor velocidad y la batería también gasta menos", comenta Miguel Fernández Vázquez, cocapitan del equipo, "Estimamos que el motor llega entre 65 y 70 km/h", añade.

De acuerdo al diseño inicial "hemos cambiado el sistema de dirección que antes era como un volante, ahora hay dos palancas con el que se mueve todo (frenos, acelerador y caja).

"Lo importante es soñar, imaginarse y luego verlo realizado. Es una cosa fantástica. Es la primera vez que fabrico un auto de estas características y me gustan los retos", señala Enrique Flores, dueño del taller MEG donde se hizo la estructura y mecánica del Inti I.

En cuanto a costos, Fernández señala éstos están rondando los seis mil dólares, sin contar la mano de obra y que el panel solar, las baterías y el motor son los componentes más caros.

Categoría y recorrido
Este rally ecológico se distribuye en dos categorías: Híbrido y Evolución. La primera corresponde a prototipos que funcionan con energía solar y a tracción humana (tipo bicicleta) y la segunda a automóviles de alta tecnología que funcionan 100 por ciento con energía del sol. Inti I participará de la primera categoría.
 
El desierto de Atacama es el más árido y con mayor radiación solar del mundo, lo que permite obtener el mayor rendimiento de las placas fotovoltaicas.

El recorrido pasará por las ciudades de Iquique (1.850 km al norte de Santiago), Calama, San Pedro de Atacama, Antofagasta, Tocopilla, Toconao y Pozo Almonte.

Innovar y hacer historia
"Entre bromas y juegos nos propusimos ser el primer equipo boliviano que participe en la carrera solar; soñamos con romper esquemas, innovar y hacer historia", dicen los integrantes del equipo boliviano al recordar cómo empezaron esta travesía.

“Ahora, como primer objetivo es hacer un buen papel en Chile, después continuar con el desarrollo de esto y participar en lo que es la carrera de Australia. Para el futuro estamos pensando en un auto todo solar, eliminar el tema de los pedales y aumentar la batería, la potencia y tal vez animarnos hacer un biplaza", comenta Enrique Birhuett, responsable electromecánico.

Equipo multidisciplinario
Cada integrante del equipo tiene un papel para la competencia. Así, Miguel Fernández Fuentes es el capitán; Miguel Fernández Vázquez, cocapitán; Rudy Almanza, conductor; Claudio Borda, técnico solar-mecánico; Ariel Serrano. responsable electromecánico; Enrique Birhuett, responsable electromecánico; Guido Tapia, responsable electrónico y Gabriel Camacho, encargado de seguridad.

Fuente

sábado, 1 de noviembre de 2014

Bolivia habilitará maestrías completas en Nueva Zelanda con especialidad en geotermia

En una reunión que sostuvieron este viernes el presidente Evo Morales y el nuevo embajador de Nueva Zelanda, John Eliot Capper, se acordó habilitar en un futuro próximo maestrías completas con especialidad de geotérmica en Nueva Zelanda, país que cuenta con alta experiencia en este tipo de obtención de energía a partir de las condiciones térmicas bajo la superficie de la tierra, informó el Primer Mandatario boliviano.

De esta forma, en el acto de inicio de  producción de lingotes de plata en el Complejo Metalúrgico de Karachipampa, en Potosí, Morales ratificó que se empezará con el trabajo para la instalación de plantas geotérmicas.

"Me comentó el embajador que Nueva Zelanda tiene mucha experiencia en energía geotérmica, creo que 30 a 40% de la demanda en ese país viene bajo esta modalidad. Por eso pedí a este embajador el que podamos acceder a espacios para que bolivianos se especialicen con maestrías en ingeniería geotérmica. Me dijo que no hay ningún problema y que costaría como 20 a 30 mil dólares. No hay ningún problema, el estado lo va a garantizar", informó Morales.

Por tal motivo, adelantó que el Gobierno Nacional trabajará de inmediato para que se habiliten becas completas por dos años de estudio, para las cuales los postulantes deberán tener dominio del idioma inglés.

Los recursos emanarán del Tesoro General de la Nación (TGN). "No hay ningún problema para que hombres y mujeres profesionales del área vayan a especializarse al país de Oceanía", complementó.

Bolivia apunta a convertirse en el centro energético de Sudamérica hasta 2020, por lo que el Gobierno recientemente electo se trazó incentivar y potenciar el trabajo para la construcción de plantas termoeléctricas, eólicas, geotérmicas, hidroeléctricas. La meta es contar con 3.000 megavatios (MW) excedentes para exportarlos a países del continente.
 
Alianza estrategica
Las fuentes geotérmicas de Bolivia son interesantes y, sumadas a otras energías alternativas, permiten pensar en que el país deje de depender de los combustibles fósiles en el futuro, asimismo las autoridades de Gobierno hacen estudios para fijar la inversión que será necesaria para   determinar el potencial energético del país, manifestó el 21 de agosto, el gerente de Exploración de Recursos de la Corporación de Desarrollo de Energía (EDC, por su nombre en inglés) para Latinoamérica, David Sussman.

Morales apuntó a la experiencia del uso de la energía geotérmica en Nueva Zelanda que data de 1958 cuando se instaló la primera planta geotérmica en Wairakeim nombre de la estación de poder de este tipo de energía a pocos kilómetros de la zona volcánica de Taupo, en el centro de la Isla del Norte de Nueva Zelanda.

La exploración de los campos geotérmicos de Nueva Zelanda ha sido muy extensa, y por la década de 1980, se considera la mayoría de los campos asignados, con 129 encontradas. En la actualidad, algunos posibles nuevos campos geotérmicos están siendo encuestados que no tienen expresión en la superficie pues se encuentran dispersos por todo el país.