jueves, 10 de febrero de 2011

Edificios Sustentables Permitirían Ahorrar Energía

En Bolivia se podrían construir edificios como en muchos países aplicando criterios de uso eficiente de la energía y considerando las energías renovables, además del uso eficiente del agua; materiales de construcción provenientes de recursos renovables, reciclables, no tóxicos y mejorando la calidad de vida y salud de las personas y comunidades, sostuvo Mariano Egüez, miembro del Directorio de la Cadecocruz.

Sin embargo, Egüez recomienda tomar las previsiones desde el inicio de un proyecto, dado que si ocurre un desastre como el del edificio Málaga, cualquier emergencia de rescate exige actuar eficazmente y no corresponde controlar en el momento mismo el consumo de los recursos energéticos por la presión de rescatar, de movilizar a las personas, por el uso de las maquinarias y por la iluminación del sector, entre otros factores.

“Existen sistemas de Certificación de construcción Sostenible como LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Medio Ambiental por sus siglas en Inglés), que a nivel mundial se está aplicando y en muchas ciudades ya es de carácter obligatorio”, indicó.

Por ejemplo, en países como Francia y Holanda un gran porcentaje de los proyectos inmobiliarios se diseñan y construyen bajo estándares de calidad y lo sustentable, considerando factores como el ahorro de energía, la disminución del impacto ambiental durante el proceso de construcción y la restricción a la producción de residuos, según un portal de la Red Empresarial que brinda este tipo de servicios en Colombia.

SOBRE EL AHORRO ENERGÉTICO
Según cálculos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, el consumo energético de los edificios ocasiona casi el 20 por ciento de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en todo el mundo

En este sentido, Egüez se refirió a la Eficiencia Energética y explicó que significa ahorrar, sin perder en calidad de vida o en calidad de producción, y agregó “junto a la Altura, son dos conceptos que se pueden conjugar para permitirnos incrementar la capacidad de ahorro energético y en Santa Cruz existe la oportunidad de aplicarlo”.

Una edificación construida en base a estos factores debe tener herramientas para ahorrar energía, para evitar el uso excesivo de calefacción o aire acondicionado, que posea aislamiento térmico y acústico, y que la ventilación en los espacios interiores sea la correcta, dice el portal de la Red Empresarial.

“Estos factores pueden hacer sustentable un edificio y disminuir hasta en un 37 por ciento la producción de residuos y un 31 por ciento su consumo eléctrico. Asimismo, se estima que un edificio sustentable genera ahorros en costos operativos, del orden del 30 por ciento, teniendo como base las reducciones del consumo de energía, agua y del costo operativo del edificio”, precisa el portal.

A su vez, Egüez manifestó que se puede realizar un balance de las áreas de iluminación y climatización sobre el consumo eléctrico. “Si existe una adecuada luminosidad, ventilación natural en lo posible por la orientación del edificio y tecnología (sensores) permiten demostrar ahorros de hasta un 40% en el consumo de energía”, dijo.

Finalmente, señaló que el consumo de electricidad de un edificio es variable en función a la cantidad de personas que lo habitan, su tamaño, tipo de uso, sistemas de climatización que utilice, tipo de aislamientos, tipo de iluminación, tipo de electrodomésticos que se utilicen y el nivel de consumo de los mismos.

EFICIENCIA ENERGÉTICA EN BOLIVIA
En Bolivia existe el Programa Nacional de Eficiencia Energética (PNEE), aprobado el 5 de marzo de 2008 a través del D.S. No. 29466 en el marco del Programa “Electricidad para vivir con dignidad”; con la finalidad de establecer acciones políticas y ejecutar proyectos que buscan optimizar el uso racional, eficiente y eficaz de la energía.

La eficiencia energética ha sido definida en el D.S. No. 29466 como la reducción del consumo de energía manteniendo los mismos servicios energéticos, sin disminuir la calidad de vida, protegiendo el medio ambiente, asegurando el abastecimiento y fomentando un comportamiento sostenible en su uso.

Pese a la existencia de este programa, un informe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe manifiesta que se precisa dinamizar aún más el tema legislativo-normativo y propiciar acciones para dar mayores lineamientos en cuanto a la eficiencia energética en el país, entre ellos por ejemplo incentivos que permitan una política de más largo aliento.

Fuente